¿Cómo reacciona el cliente después de conseguir su reclamación?

519
0
Compartir:

En un artículo anterior vimos que antes de una reclamación bancaria el cliente pone excusas, tiene miedos, preguntas, dudas… y le cuesta infinitamente más realizarla que en otras situaciones cotidianas de la vida, como cuando nos cobran 3 cervezas en vez de 4 o nos dan el cambio mal después de una compra en una tienda.

Una vez superado ese “trauma” de realizar una reclamación bancaria formal y por escrito ante su Entidad, ya que siempre nos hacen favores y es nuestro “banco amigo” de toda la vida en el que confiamos plenamente, las reacciones son muy distintas.

No me esperaba conseguirlo, si lo llego a saber lo hago antes, voy a comentárselo ahora mismo a todos mis amigos y familiares, o ahora mismo voy a mi oficina y le digo que me voy a cambiar de banco por el trato recibido, son de lo más habitual.

Se pasa del miedo a la indignación o a la euforia por haber ganado una reclamación bancaria.

Todas las entidades aplican las mismas comisiones bancarias, con unos tipos porcentuales o importes fijos muy parecidos, cumplan o no cumplan los requisitos legales para poder ser cargados en su cuenta bancaria.

Esta victoria no significa en absoluto que haya ganado la guerra, ni probablemente la batalla de que no le vayan a cobran más comisiones bancarias sin cumplir todos los requisitos legales, se las seguirán cobrando y usted tendrá que reclamar y reclamar una y mil veces.

Casi el 50% del resultado en las cuentas de resultados de las Entidades Financieras en la actualidad provienen del cobro de comisiones bancarias. Todos los años aparecen nuevas comisiones y se incrementan los importes de las que ya existen, pensar que van a aplicarse correctamente está muy lejos de la realidad y la respuesta es muy sencilla: si se cobra una comisión bancaria de manera ilegal 10 veces y solo se reclama 3 veces ¿por qué van a dejar de cobrarla?

Afortunadamente el Banco de España a través de su Servicio de Reclamaciones da la razón al reclamante (el 60,40% de las veces en 2.016) una vez que el Servicio de Atención al Cliente no los la haya dado, y si no siempre podemos acudir a la Justicia para reclamar lo que efectivamente nos pertenece.

Compartir: