¿Qué es el interés de usura?

534
0
Compartir:

El artículo 1 de la Ley de 23 de julio de 1908, de la Usura dice que “Será nulo todo contrato de préstamo en que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso o en condiciones tales que resulte aquél leonino, habiendo motivos para estimar que ha sido aceptado por el prestatario a causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales”.

Es decir, la usura es la aplicación de un tipo de interés excesivo a un préstamo, si bien es cierto que la ley no especifica un porcentaje determinado que nos pueda facilitar su catalogación como de usura.

Sin embargo, varias son las referencias en la legislación que podemos tener en cuenta para catalogarlo como tipo de interés de usura o no. Así por ejemplo tenemos el artículo 20 de Ley 16/2011, de 24 de junio, de contratos de crédito al consumo que dice que “en ningún caso podrá aplicarse a los créditos que se concedan en forma de descubiertos a los que se refiere este artículo un tipo de interés que dé lugar a una tasa anual equivalente superior a 2,5 veces el interés legal del dinero”.

En los últimos años el tipo de interés legal del dinero se ha situado entre un 3% y un 5%, por lo que todo tipo de interés que supere 2,5 veces esos tipos podrían considerarse como de usura.

Teniendo en cuenta una referencia más cercana, tenemos la Sentencia 628/2015 de La Sala Primera del Tribunal Supremo dice que “el interés con el que ha de realizarse la comparación es el «normal del dinero». No se trata, por tanto, de compararlo con el interés legal del dinero, sino con el interés « normal o habitual, en concurrencia con las circunstancias del caso y la libertad existente en esta materia » (sentencia núm. 869/2001, de 2 de octubre). Para establecer lo que se considera «interés normal» puede acudirse a las estadísticas que publica el Banco de España, tomando como base la información que mensualmente tienen que facilitarle las entidades de crédito sobre los tipos de interés que aplican a diversas modalidades de operaciones activas y pasivas (créditos y préstamos personales hasta un año y hasta tres años, hipotecarios a más de tres años)”

Por último, tener en cuenta que el porcentaje que ha de tomarse en consideración para determinar si el interés es notablemente superior al normal del dinero no es el nominal, sino la tasa anual equivalente (TAE), que se calcula tomando en consideración cualesquiera pagos que el prestatario ha de realizar al prestamista por razón del préstamo, conforme a unos estándares legalmente predeterminados.

Compartir: