Comisión por reclamación de posiciones deudoras en cuentas corrientes

Compartir:

Se trata de una comisión que aplican las Entidades Financieras en el momento en que una cuenta corriente pasa a tener saldo negativo (descubierto) por muy pequeño que sea y aunque solo sea un único día.

Es un importe fijo (alrededor de 35-45 euros actualmente) y se aplica una sola vez mientras se mantenga esa posición de descubierto. Eso sí, una vez que el saldo vuelva a ser positivo se inicia de nuevo la posibilidad de cobro de esta comisión, y se puede volver a aplicar en el siguiente descubierto.

Esta comisión es muy fácil de identificar ya que todas las Entidades Financieras las detallan con ese concepto y en un apunte independiente.

Esta comisión no es incompatible (y va asociada directamente) con la aplicación de la comisión por mayor saldo excedido o descubierto.

Compartir: